La dieta de la alcachofa y la lactancia

La dieta de la alcachofa y la lactancia

La alcachofa es una planta que tiene diferentes propiedades medicinales, que ayudan a la pérdida de peso de las personas. Sin embargo, hay ciertas circunstancias en donde se debe ser prudente con su consumo; uno de ellos es la lactancia. 

La leche materna es fabricada a través de los tejidos adiposos de las madres, a través de todos los alimentos que consuma. De esta manera le transmite al bebé, los principios activos, nutritivos para su desarrollo y sano crecimiento.

Existen opiniones diversas con respecto al consumo de la alcachofa en el periodo de lactancia; algunos científicos aseguran que la madre lactante puede consumirla sin ningún problema. De hecho afirman que la alcachofa es un vegetal de consumo seguro en el embarazo.

Por otro lado la Farmacovigilancia Española, Datos de Reacciones Adversas (FEDRA) ha obtenido datos de malformaciones en fetos de mujeres embarazadas, que consumen en alta dosis la alcachofa.

Aunque en ambos casos los puntos de vistas son muy opuestos y ninguno coincide, algo que si es cierto y ha sido comprobado por todos, el té de alcachofa puede tener efectos secundarios sobre la leche materna. Existen contraindicaciones muy fuertes que respaldan esta indicación.

art-3-lactancia

Contraindicaciones del té de alcachofa en la lactancia

 

Entre algunos de las contraindicaciones de consumir el té de alcachofa en la lactancia, se encuentran los siguientes: 

  • La alcachofa está contraindicada en la lactancia, ya que le da un sabor desagradable a la leche materna, además de que es capaz de disminuir la secreción de leche.
  • Ciertos componentes de la alcachofa pueden producir reacciones alérgicas.
  • Tiene un efecto hipolipemiante, es decir baja el colesterol en la sangre. Aunque esto puede parecer favorable, para el bebé en crecimiento no lo es, ya que es cuando más necesita colesterol para el funcionamiento de su sistema nervioso y formación de membranas.

Por los motivos antes mencionados no se debe consumir el té en la lactancia, de esta manera no se pone en riesgo la salud del bebé. De igual forma, no dudes en hacerle la consulta a tu médico de confianza antes de consumir este vegetal tan importante.

art-3-te-de-alcachofa

Si sientes que has subido mucho de peso y quieres deshacerte de ello, aprovecha esta etapa para lograrlo pero con una dieta equilibrada, natural y ordenada, que esté combinada con algún tipo de actividad física para perder peso de manera rápida, sin afectar a tu bebé.